Seguidores

jueves, 6 de enero de 2011

Nos encontramos por casualidad. Nos encontramos con un beso


Además, está bien claro lo que tú deseas. Las cosas que quieres. Se ven, se leen, y aunque no las hubiese comprendido, al final me las ha sugerido tú corazón.
-¿Y qué ha dicho? A veces miente…
-Conmigo ha sido sincero. -¿Me das un beso?
-Pero, Niki, yo…
-Chissst… ¿Hay algo más simple que un beso?
-Pero tú y yo… es
complicado.
-Chissst… deja que hable tu corazón. –Niki se le acerca. Apoya su mano sobre el corazón de Alessandro. Después la oreja. Y se pone a escuchar. Y aquel corazón emocionado late con fuerza. Y Niki sonríe.-. Puedo oírlo. –Y se aparta de su pecho. Lo mira a los ojos y sonríe en la penumbra de la terraza.
-Dice que no…
-¿Que no a qué?
-A que entre tú y yo las cosas no son complicadas. Son simples.
-Ah, ¿sí?
-Sí. Y luego le he preguntado: ‘‘¿Qué hago lo beso?’’
-¿Y que te ha dicho?
-Me ha dicho que tú no lo pones fácil, pero que también eso es
simple

2 comentarios:

  1. Todo es más fácil de lo que creemos:)
    muy guapa en la foto, chica!

    ResponderEliminar